El Saludo

El Reglamento General, en su artículo 121, expresa:

En todas aquellas pruebas celebradas en una pista de competición y bajo la autoridad de un Jurado de Campo, los participantes deberán -nada más entrar en la pista y por razones de cortesía- saludar al Presidente del Jurado, salvo que éste indique lo contrario. Del mismo modo, el Presidente del Jurado deberá responder al saludo del deportista.

Cuando una autoridad de alto rango ocupe la Tribuna de Honor, el CO, de acuerdo con el Presidente del Jurado, deberá dar las instrucciones oportunas a los deportistas para que éstos ejecuten el correspondiente saludo.

El saludo se realizará, deteniéndose frente al Jurado, como se indica a continuación:

Las amazonas saludarán levantando la fusta o, en su defecto, con un signo ostensible de la cabeza.

Los jinetes saludarán con un signo ostensible con la cabeza.

El reglamento de salto indica (art. 256.2) que “el Jurado de Campo puede negar la salida a un participante que no ha saludado”.